PUENTE ALTO IMPLEMENTA SALAS DE OBSERVACIÓN PROLONGADAPARA PACIENTES CON SOSPECHA COVID-19


  • La iniciativa municipal buscará asistir a los pacientes que requieren mayores cuidados a la espera de atención hospitalaria.

El Centro de Salud Alejandro del Rio, el CESFAM San Gerónimo y el Centro de Salud Padre Manuel Villaseca, habilitaron nuevas salas de observación para recibir un total de 50 pacientes con sospecha de Covid-19, quienes posiblemente estarán esperando ingresar a una residencia sanitaria o al Hospital Sótero del Río.

Según el alcalde de Puente Alto Germán Codina, “hoy estamos poniendo un granito de arena para ayudar de manera más directa a la gente. Estamos en una etapa muy compleja, y pese a que el municipio no ha recibido aportes en algunas áreas, hoy estamos adicionando estas unidades de apoyo para que nuestros vecinos puedan recibir la atención que requieren 24/7. Nuestra idea, es evitar que las personas se queden esperando una atención médica en una ambulancia o en una sala de urgencia hospitalaria cuando el sistema esté demasiado tensionado”.

Los nuevos espacios contarán con asistencia de oxígeno, camillas, carro de paro y medicamentos, desfibriladores manuales, bombas de aspiración, monitor multiparametros, elementos de protección, y un equipo profesional compuesto por médicos, enfermeras y paramédicos.

El Consultorio Laurita Vicuña, el Centro de Salud Familiar Bernardo Leighton y el CESFAM Vista Hermosa, también implementarán nuevas salas de observación prolongada, donde darán atención a 40 vecinos de la comuna y llegar a un total de 90 pacientes.

Por otra parte, el municipio prestó un espacio físico al Servicio de Salud Metropolitano para habilitar una residencia sanitaria, la primera de Puente Alto, que contará con 40 camas para que personas que no puedan mantener cuarentena en sus domicilios, puedan tener este espacio, con especial dedicación a adultos mayores.

Fecha Publicación: 9 junio 2020