BUS DE LA ESPERANZA: CARNAVAL ITINERANTE EN TIEMPOS DE PANDEMIA


El objetivo es llevar un momento de alegría, entretención, actividad física, pero también entregar cultura a las familias de Puente Alto.

Puente Alto ya suma más de cuatro meses desde que la autoridad sanitaria decretara cuarentena por primera vez, el pasado 09 de abril. En aquella oportunidad, sólo el sector poniente entró en esta restricción de desplazamiento y proceso de aislamiento. Un mes más tarde lo hizo la zona oriente de esta comuna, la más populosa de Chile.

En total, van 130 días en que los puentealtinos han estado sometidos a este régimen que, en muchos casos, no los ha dejado trabajar, ver a sus seres queridos o simplemente tener tiempo de esparcimiento. A eso se le suma que un porcentaje no menor ha tenido que lidiar con esta crisis sanitaria desde el hacinamiento y la vulnerabilidad social.

En este contexto, la Municipalidad de Puente Alto inauguró el “Bus de la Esperanza”, un carnaval itinerante que recorrerá diversos sectores de la comuna, llevando un momento de alegría, entretención, actividad física y cultura a las familias en estos complejos tiempos de pandemia.

“La cuarentena en Puente Alto ha sido particularmente dura, no sólo por la prolongación de ésta, sino que la comuna presenta una serie de condiciones que son desfavorables para sus habitantes, como es el hacinamiento y las extremas dificultades económicas. Todo esto puede provocar cuadros de estrés, ansiedad, depresión, entre otras. Por eso, con esto buscamos sacarlos un rato de la rutina que nos ofrece el confinamiento y pasar un momento divertido junto a sus familias y vecinos, aunque sea desde casa”, comentó el alcalde Germán Codina.

El “Bus de la Esperanza” tuvo su estreno en la Villa El Refugio, donde hizo bailar a niños, jóvenes, adultos, adultos mayores y hasta mascotas, quienes disfrutaron desde sus ventanas, balcones y entradas de canto en vivo, una alegre rutina de Zuma y un mini concierto de flauta traversa.

Una de las vecinas que se asomó a ver el espectáculo fue Ernestina Lorca, quien agradeció por “tan buena actividad, especialmente para los niños, que son los que peor la están pasando con el encierro. Estas cosas hacen que el día sea diferente, más alegre”.

Eso sí, el alcalde Codina hizo hincapié en que este carnaval itinerante no sólo busca llevar entretención a las familias, sino que también entregarles un espacio cultural y deportivo para que disfruten sanamente y realicen actividades físicas desde sus hogares.

“Durante estos meses hemos estado apoyando a nuestros vecinos con sus inquietudes médicas, con sanitización de calles y domicilios, con raciones de almuerzos, pero también queremos estar ahí para hacer esta cuarentena más entretenida y saludable, apelando al arte, la cultura, el deporte y la diversión. Hacemos este esfuerzo para que el encierro de los puentealtinos sea más ameno y que los niños se despeguen del televisor y los teléfonos”, enfatizó el jefe comunal.

Para llevar a cabo esta caravana, el municipio recibió el apoyo de Turistik, cuyo tradicional bus rojo de dos pisos recorre por primera vez las calles de Puente Alto.

Fecha Publicación: 17 agosto 2020