La iniciativa, denominada “Reciclaje Casa a Casa”, contempla a 450 viviendas correspondientes a 5 villas de la comuna y además contempla educación ambiental, separación en origen, retiro domiciliario y seguimiento de hábitos a través de una plataforma municipal.

“Esperamos que este sea un sistema pionero y que permita ser replicado en el resto del país”, manifestó el alcalde de Puente Alto, Germán Codina.

En el frontis del edificio Consistorial de Puente Alto se realizó el lanzamiento del proyecto Piloto de “Reciclaje Casa a Casa”, que involucra a 450 viviendas pertenecientes a las villas Real, Campanario, Paraíso Verde, Lo Bascuñán y El Porvenir. La iniciativa, desarrollada por el Departamento de Medio Ambiente, se enmarca dentro del Segundo Fondo Nacional de Reciclaje que se adjudicó el municipio.

Para el alcalde de Puente Alto, Germán Codina, el cuidado del planeta es algo fundamental. Argumenta que “la incidencia del ser humano en el calentamiento global es importante y por tanto hay que ser tremendamente responsables”.

Es por eso, que la máxima autoridad comunal, destaca este proyecto del que señala que, “es evidente que no podemos seguir esperando que los vertederos sigan recibiendo toda la basura, eso es un sistema añejo y creo que ha perjudicado a muchas comunas transformándolas en zonas de sacrificio. Tenemos que terminar de enseñar a los vecinos a separar la basura en origen y con esto avanzar hacia una recolección segregada de residuos que permita a futuro disponer de manera diferenciada los residuos”.

Sobre el plan, el jefe del Departamento de Medio Ambiente, Paul Olivares, destaca los pilares de los que consta: “primero es un reciclaje casa a casa. Segundo, es un fortalecimiento de la red de reciclaje municipal. Tercero, es una plataforma digital de seguimiento de hábitos de los vecinos y cuarto, es un diseño de una memoria técnica para mejorar los centros de acopio”.

Raúl Romero es dirigente de la Villa El Porvenir, una de las que forma parte del piloto. Para él esta medida es “notable” y cree que es “como para empezar, porque hay mucha gente que no recicla, que no se preocupa del medio ambiente”. Además hace un llamado a que los vecinos se motiven y participen de estas iniciativas.

Cada uno de los participantes de este piloto recibe 4 recipientes y 7 bolsas, para separar productos como plásticos, latas, cartones, papel, vidrio. Estos posteriormente son retirados en un horario especial en un vehículo dedicado exclusivamente para esta tarea.

Desde el año 2013 a la fecha, a través de la municipalidad de Puente Alto, se han reciclado más de 10.278 toneladas de residuos reciclables. Además y en tiempo de pandemia, se lanzó el servicio reciclaje domiciliario denominado Retiro CES (Controlado, Empático y Seguro), que ha efectuado más de 23 mil retiros domiciliarios, reciclando más de 547 toneladas de residuos reciclables.

Compartir


Accesibilidad